01 – Menos dopamina, más serotonina

La dopamina es un neurotransmisor que nos genera placer instantáneo asociado a momentos de euforia y excitación. Por ello también puede generar adiciones. millones

Llegó el momento de lanzar mi blog personal!!  🚀

¿No te parece que el mundo actual en el que vivimos se mueve a velocidad de vértigo? Nuestros cerebros se han vuelto adictos al scrolling en las redes sociales donde merodeamos con frecuencia para buscar dosis instantáneas de dopamina en flashes de 3 a 10 segundos de atención…

La dopamina es un neurotransmisor que nos genera placer instantáneo asociado a momentos de euforia y excitación. Por ello también puede generar adiciones. En el caso de las redes sociales está demostrado que el uso excesivo del scrolling, buscando la recompensa instantánea, genera adición al subidón de dopamina que experimentamos al saltar de un estimulo a otro. Y el problema es que esta tendencia está afectando nuestra manera de procesar información compleja y obstaculizando nuestro aprendizaje más profundo.

Los seres humanos necesitamos aprender creando conexiones neuronales (sinapsis) que generen significados en relación a nuestro conocimiento y experiencias previas. Esto requiere tiempo y un ritmo sosegado de recepción, filtrado, absorción de información, generación de significados y creación de sinapsis cerebrales. Cuando logramos generamos un placer por aprender, por llenar nuestros vacíos, por conectar puntos, por construir explicaciones propias y significativas acerca del mundo en el que vivimos. Ese placer proviene de la serotonina otro neurotransmisor asociado con la felicidad.

A la serotonina se le conoce como “la hormona de la felicidad”, ya que al aumentar sus niveles en el cerebro genera sensación de bienestar, relajación, satisfacción y además incrementa la concentración y la autoestima.

Con la velocidad y cantidad de contenido somero al que sometemos a nuestro cerebro a diario en redes sociales es imposible crear dichas sinapsis cerebrales a largo plazo. La dopamina nos domina y la serotonina escasea.

Después de unos años contribuyendo en redes sociales con aportaciones de dosis rápidas de dopamina del Maestro de las Rentas, me di cuenta que hay un público leal y creciente que valora mucho los posts mas largos y profundos. Esos de varias páginas (pantallas) de extensión de puro texto sin video ni imágenes en los que el lector se mantiene en vilo hasta conocer el desenlace de la historia.

Mi equipo de marketing se queja de la longitud de muchos de mis textos; “Pablo, a los 30 segundos de leer y leer ya has perdido al 90% de tus lectores!!”  

A lo que yo respondo; “Me parece muy bien, me quiero quedar sólo con ese 10% de seguidores que realmente quiere seguir leyendo hasta el final. Estos son a los que realmente les interesa aprender los por qués detrás de lo que explico, en conectar los puntos … tienen interés genuino en poner esfuerzo en aprender y por lo tanto tendrán más probabilidades de tener éxito en sus inversiones para vivir de las rentas”

Es a este blog a donde quiero llevar a ese 10% de seguidores que valora dicho contenido más profundo, reflexivo y sosegado. Que busca serotonina y no sólo dopamina.

En las redes sociales he sentido que no puedo expresar con la profundidad y el sosiego necesario el pensamiento lateral que me caracteriza. Mis analogías, mis disecciones de fenómenos y procesos, mis cuestionamientos del status quo en inversiones inmobiliarias, mi prosa un tanto rebuscada y hasta la poesía inmobiliaria con la que alguien una vez elogió mis escritos.

También considero que muchos de ustedes pueden obtener mucho mas valor en su proceso de crecimiento personal a través de un aprendizaje profundo y sosegado a mitad de camino entre un libro y las redes sociales.

Por tanto decidí moverme en el 🔺 triángulo de las rentas intensivas de tu atención en tres dimensiones:

  • Tiempo: Más sosegado, más prolongado, al ritmo de la serotonina
  • Espacio: Más espacio, más lineas, más palabras, para hacer aportes con reflexiones más profundas
  • Servicios: Más valor, a través de una combinación más creativa y multimedia de contenidos, recursos y herramientas

El resultado es este blog más sosegado, más intimo, más profundo… sólo para aquellos que aprecian un análisis más riguroso y validado sobre inversiones inmobiliarias en rentas para alcanzar la Libertad Financiera.

No estoy echando por la borda la dopamina, que nos ayuda a sacudirnos y salir de la zona de confort, pero abogo por más dosis de serotonina para generar más bienestar, relajación, satisfacción, concentración y autoestima. Espero hacer una buena contribución desde esta atalaya.

Si quieres que te lleguen estas dosis de serotonina por la vía lenta (e-mail), subscribete para no perderte ningún artículo ni pepita de oro en este blog!

Pablo Maestro de las Rentas

Artículos Relacionados

Respuestas